Pages

7 ene. 2016

Año nuevo, closet nuevo


Si bien he sabido ser fan del "look" en cuanto a maquillaje, uñas y demás, siempre hubo un aspecto que descuidé, o tal vez que no me importó demasiado: la vestimenta. En mi caso eran dos factores (que van muy de la mano, por cierto) los que me impedían llegar a un estilo definido y un guardarropas que respondiera a él: El primero era no tener un mango (pequeño inconveniente), el segundo, las tendencias de la moda cambiando a cada rato, haciendo imposible, no solo seguirla, sino también uso tan lindo y tan trendy que te compraste el año pasado, porque si te lo ponés hoy te sentís una abuela.

A todo eso le podemos sumar la acumulación de ropa que guardamos "por las dudas" aunque hayamos cambiado radicalmente de estilo. Hablo en plural porque un día navegando por Pinterest, me di cuenta que esta problemática es universal: un closet LLENO de ropa y una mina en frente llorando en corpiño sin saber qué ponerse. Todas estuvimos ahí alguna vez. Y algunas no aprendemos.

Peropor suerte algunas sí, y gracias a internet podemos encontrarnos con miles de tips para ponerle fin (?) a este sufrimiento.

No es una cuestión de número.

"No, en serio... no tengo nada que ponerme"

A los terceros (maridos sobre todo) les da como un cortocircuito al cerebro cuando nos ven llorando entre un mar de ropa, frente a un armario que revalsa, quejándonos de no tener NADA que ponernos. Incluso nosotras mismas nos sentimos confundidas porque... "¿¡Cómo puede ser!? tengo un montón de piezas hermosas de ropa y no puedo juntar un par en UN outfit decente".
Está a las claras que la cantidad de piezas no es directamente proporcional a la cantidad de conjuntos que podemos armar. De hecho acá las matemáticas no nos pueden ayudar demasiado. Para funcionar, un gruardarropas tiene que cumplir con dos reglas esenciales:
  • Las prendas deben combinar entre sí. Así sean solo 10, si cada una de ellas va bien con al menos 2 o 3 piezas, el porcentaje de sufrimiento a la hora de vestirte disminuye considerablemente.

  • TODAS y cada una de las prendas te tiene que quedar bien por sí sola. Si para usar una pieza necesitas de otra prenda que te tape una parte o que te apriete en tal lugar, etc., dejame decirte que esa pieza te va a hacer parir. Si en cambio, cada prenda es del talle adecuado, favorece tu figura y TE GUSTA y te hace sentir confiada, entonces no hay conjunto que armes que se pueda ver mal en vos.
Un a colección de ropa con estas características, así sea pequeña (y por lo tanto más económica) es lo que podemos llamar un guardarropas funcional, que nos ahorre energía a la hora de decidir que ponernos, y también dinero, ya que en lugar de invertir en piezas individuales, se va a enfocar en la funcionalidad de cada prenda en conjunto con las demás. ¿Cómo algo puede ser tan obvio y tan mind-blowing al mismo tiempo?

Guardarropas funcional, de la utopía a la realidad.



 ¿Dónde doblé mal?
 
Lo que dije antes es bastante obvio, en el fondo todas lo sabemos. Entonces... ¿Por qué seguimos haciendo las cosas mal? Quizás vimos mil veces a Stacey London y Clinton Kelly demoler y reconstruir guardarropas de cero, señalando errores y dando tips ¿Por qué es tan difícil llevarlo a la práctica con nuestro propio estilo?
Se me ocurren dos vicios que pueden estar jugándole en contra a la funcionalidad de nuestro closet:
  • Uno es la compra impulsiva. Ya sea que vas a ahogar tus penas en shopping, o tengas una ocasión especial y salgas a comprar en plena crisis de "no tengo qué ponerme", o que simplemente no te puedas resistir cuando ves una pieza que te parece genial y te encasques hasta que la tengas. Todo eso es tóxico para tu armario. Se sincera: cuando comprás en esos estados ¿te detenés a pensar con cuantas prendas QUE YA TENÉS combina lo que estás mirando? O peor ¿Te lo probás? ¿Te queda "pintado" así solito, tal como está? Porque si luego resulta que si la remerita que compraste solo porque tiene ese estampado tan cool es demasiado corta para cualquiera de tus pantalones o shorts y tenés que salir a comprar otra cosa para poder usarla, entonces no solo tenés un vicio: ahora tenés un círculo.

  •  El segundo es la acumulación. Es un problema por varios motivos... el primero es que cuanto más ropa tenés, más dificil es visualizar las posibilidades para armar conjuntos, el segundo es que probablemente muchas de esas piezas son de "modas" anteriores y al unarse otro estilo hoy en día nos parecen anticuadas. Mismo nosotras hemos cambiado de estilo y seguimos conservando (vaya a saber por qué) prendas de nuestra etapa hippie, dark, vintage, girly, hipster... u name it. Ni hablar de conservar lo que compramos por impulso y que no nos pega con nada, o las piezas que nos encantan pero no nos favorecen para nada (y que no las tiramos porque nos duele el bolsillo o el orgullo (o por si algún día nos despertamos con el cuerpo de una modelo de VS). El resultado de la acumulación es un matete incombinable de prendas que nos da dolores de cabeza cada vez que necesitamos armar un outfit.
Otro obstáculo en el camino al guardarropas de tus sueños, es no tener BIEN DEFINIDO tu estilo propio. Los dos vicios que mencioné anteriormente tienen mucho que ver con esto: cuato menos  definido este punto, más propensa estás a caer en la compra impulsiva y en la acumulación. Paralelo a esto, si no tenés una conciencia de tu cuerpo y qué le queda bien, es probable que sigas metiendo errores en tu closet.
¿La consecuencia de esto? Prendas en tu armario QUE NO USÁS, que ocupan espacio y aportan confusión a la hora de vestirte.


¿Cómo salgo de acá?

"El primer paso es admitirlo" dicen los adictos en las clínicas de rehabilitación. Y es que no hay nada como tomar conciencia del problama y analizarlo para poder pensar una solución. Yo estuve ahí y adentrarme en el tema, leer experiencias de otras chicas, artículos, sistemas, etc. me activó la cabeza y me hizo enfocar mi problema bajo otra lupa.
Para toda cura hay que empezar por un diagnóstico de tu situación particular con la ropa: cuáles son tus principales dificultades a la hora de vestirte, qué grado de funcionalidad tiene tu guardarropas, qué vicios tenés, qué ropa que no usás y por qué. De repente vas a tener una idea más clara de lo que tenés que mejorar y cómo.
Pero lo más importante tal vez es definir un estilo que te guste, que te haga sentir cómoda y que te quede bien. Porque nada te va a aclarar más el panorama que saber exactamente cómo te querés vestir, mejor dicho, CÓMO TE QUERÉS VER.

Proyecto "Año nuevo, closet nuevo"

Parece una pelotudez, pero créanme que es un antes y un después. Todo esto viene a que empecé un proyecto este año para lograr que mi guardarropas sea mucho más funcional y no tener que volver a preocuparme por estas cuestiones. Es mi sueño llegar a agarrar literalmente CUALQUIER COSA de mi armario y que resulte un buen outfit para salir al mundo.
Pronto les voy a compartir más tips y les voy a ir contando mi experiencia, cómo voy con el proyecto, mis logros y dificultades. Y por supuesto ustedes me pueden contar las suyas si les copa la idea de poner en marcha su propio proyecto "Año nuevo, closet nuevo" o si son re capas y ya lo lograron me pueden contar cómo lo hicieron.

¡Hasta la próxima!

11 comentarios:

  1. Hace un año empecé un proyecto que se llama 'proyecto 333' que consiste en tener 33 prendas durante 3 meses y manejarse solo con eso. Fue una experiencia increíble y aprendí a ser Super minimalista, manejarme con poco y ser feliz con otras cosas.
    Te recomiendo esto del armario cápsula, no necesariamente 33 prendas pero con 40 te manejas re bien.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el objetivo! Pasa que el post ya estaba muy largo... Mi idea es armar un armario capsula e or compartiéndolo aca

      Eliminar
  2. Justamente a fin de año me puse a hacer limpieza en mi armario y no te puedo explicar la cantidad de cosas al pedo que tenía jajaja. ¡No sé porqué nos empeñamos a guardar cosas que no vamos a usar!
    Ya quiero ver las próximas entradas sobre este proyecto ~

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tal cual.. Quizas pensamos que eso sirve y al final solo complica las cosas... La proxima va a ser sobre "detox" del armario.. Saludos!

      Eliminar
  3. Uuy yo tengo ese gran problema no se cual es.mi estilo cada tanto hago limpieza la verdad mi closet tiene mucho que mejorar la verdad es muy difícil no acumular tenia muchas miles de prendas de por las dudas y acepte que no me qiedaban ya muy buen post. ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves? Nos pasa a todas.. Buscar inspiracion sobre el tema te abre la cabeza y te da ganas de renovarte... Y ser mas práctica!

      Eliminar
  4. Nada que ponerme es mi frase cada tiempo antes :-) . Pero ahorra ya tengo claro com mi estilo ( es muy importante coneserlo suyo). Yo cojo siempre inspiraciones de internet y gente cerca de mi. Es la vedra lo que escribas tu. Puedes tiene muchisimas ropa pero no se parecer ni combinar bien. Muy importante tambien es compro mas ropa de basicamente (fundamento).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tedavía no lo logré del todo, pero estoy en camino...

      Eliminar
  5. Holaaa, la verdad yo tengo poca ropa pero porque cada centavo que tengo lo uso en cosmética. Es mas fuerte que yo.. pero si este año también pensé en invertir un poco mas en ropa porque cuando realmente necesito algo que sabia que me tenia que comprar y no lo hice me quiero matar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja a mi me pasó lo mismo, siempre prefiero gastar en maquillaje o cremas. Pero bueno después me di cuenta que a veces no me podía maquillar como quería porque toda la ropa que tenía era re crota y no pegaba con un makeup glamoroso por ejemplo... jajaja
      Igual creo que el objetivo de este proyecto justamente gastar MENOS en ropa, conservar solo lo que funciona, pensar mil veces antes de comprar algo nuevo...

      Eliminar
  6. me fascino la nota!
    en mi caso soy acumuladora Y compradora compulsiva, asi que tengo ambos problemas! ultimamente estoy comprando muchisimo menos. Pero lo que me paso es que de un dia para el otro cambiaron las normas de vestimenta en mi laburo y me encontre con que, realmente, no tenia un pomo que ponerme que cumpla con tanta restriccion. Ahi sali de nuevo de compras desesperadas y le erre :(

    ResponderEliminar