Pages

10 jul. 2015

• Makeup for newbies • II • Sobre materiales y herramientas


¡Bienvenidas a la segunda entrada de “Makeup for newbies”! Hoy vamos a hablar de MATERIALES, herramientas y accesorios. Me parece otro tema básico, que está bueno conocer antes de abordar los productos de maquillaje y cómo usarlos, porque ¡claro! algunos tienen un papel importante en la aplicación de los mismos y pueden hacer la diferencia en cómo quedan sobre nuestra piel o el efecto que dan a nuestro maquillaje.

Algunos son imprescindibles y básicos… los necesitamos si o si en nuestro tocador, maletín o necessaire, y otros son más optativos, según lo que nos resulte más cómodo o nos de mejor resultado. Por eso está bueno conocerlos a todos: para saber cuáles se adapran a nuestras necesidades y encontrar los que nos resulten más cómodos.


Antes de empezar con herramientas propiamente dichas les voy a mencionar dos cosas esenciales, y muy necesarias:


Espejo: duh! Es obvio que tenemos que tener uno, porque podríamos decir que es casi imposible maquillarnos sin uno. Por suerte todas tenemos al menos uno en casa, o al menos algunos productos vienen con un espejito. De todas formas siempre digo que vonviene tener al menos un espejito aparte del de pared o con aumento, para poder mirarnos en los ángulos que nos queden más cómodos y más nos ayuden.



Luz: También es obvio pero lo menciono igual, porque aunque no parezca, la iluminación puede marcar una gran diferencia en el maquillaje, no solo por la cantidad, sino por la temperatura del color. Seguramente saben que la luz puede ser fría o cálida: una luz demasiado cálida nos va a hacer creer que estamos muy maquilladas y, al contrario, la luz fría nos va a hacer ver más lavadas y vamos a creer que necesitamos más maquillaje. La ideal es la luz natural (si me maquillo ala luz natural, se que cuando salga me voy a ver tal como me vi mientras me maquillaba), pero no es fácil encontrar buena luz natural dentro de casa, por ende nos conviene buscar luz artificial, balanceando la temperatura para que sea lo más neutra posible (alrededor de los 3400 kelvin).


Entre lo que no nos puede faltar tenemos:




Pinza de depilar. Ok, no está directamente realcionada con la aplicación de maquillaje, pero no podés vivir sin una de éstas. Sirven para extraer vellitos desubicados y también aplicar pestañas postizas u otro tipo de aplique.


 Rizador de pestañas: Yo no uso, pero debería, porque es una herramienta sumamente útil. Quizás tengas las pestañas arqueadas naturalmente y no necesites, pero también sirve para otras cosas como para unir pestañas naturales con las postizas o hacer un delineado mega express. Los hay de varios tipos, formas y calidades: el de la foto de arriba es el más clásico. Solo es cuestión de elegir el que más te sirva para tu tipo de ojos y pestañas.

Este es el que siento sería ideal para mi porque es para ir rizando de a secciones ¡Si tan solo lo pudiera conseguir!



Sacapuntas cosético doble: VITAL. Primero que nada, no podés sacar punta a tus delineadores con el mismo que usás para cosas que no van sobre tu cara. Primero por un tema de higiene… segundo porque aunque no parezca, son diferentes. El que es para cosmética está diseñado para que la punta no se te rompa y se te trabe dentro del sacapuntas (porque lo que viene dentro es un producto cremoso, muy distinto a una mina de lápiz). Y además viene con un orificio más grande para los jumbos.

Algodón y cotonetes: Nunca vienen mal pero si estás empezando es probable que necesites corregir, o incluso pueden servirte para aplicar algunos productos en caso de que no tengas herramientas mas adecuadas (hay que rebuscarselas).


Peine y cepillo de cejas: Cualquier set chino trae uno de éstos y la verdad que la calidad no es una cosa súper importante en esta herramienta. Solo la necesitás para poner las cejas en su lugar y para retirar excesos de máscara. Puede parecer que no pero es recontra útil y necesario tener uno de éstos. ¿Una opción económica? ¡No tires el cepillito de tu máscara de pestañas cuando la termines! Podés limpirlo bien y utilizarlo para este fin.


Después obviamente necesitamos maquillaje, y cosas para aplicarlo, algunas de las cuales no son absolutamente necesarias:

Esponjitas para base
Hay de varios tipos:

Las de látex (que vienen en varias formas y tamaños). Sirven para aplicar la base a toquecitos. Se obtiene mayor cobertura, pero el acabado es un poquito más pesado y se usa más producto porque la esponja absorbe un poco. Son una ventaja si tenés correcciones de color y necesitas colocar la base sin correr ni borrar el trabajo anterior. También se pueden usar para absorber el exceso de oleosidad con ayuda de un papel tissue.

Beauty Blender y similares: Lo mismo que las esponjitas de látex pero son mejores para difuminar los productos cremosos y dejan un acabado más natural en la piel. Su forma permite usarla cómodamente tanto en áreas grandes como en los ángulos del rostro e imperfecciones puntuales.

Esponjitas para polvo (Cisnes): La mayoría de los polvos para rostro vienen con este tipo de esponjita. Sirven para sellar muy bien, pero aplican bastante producto, por lo que pueden dejar un acabado pesado o acartonado en el rostro. Pero bien usada es una herramienta muy útil (y mucho más económico que una brocha).
 

Yo prefiero las que son solo la goma espuma (sin la cobertura de tela).



Aplicadores: ¡No subestimen los aplicadores que vienen con los productos! no son lo mejor de la vida para trabajar, pero a veces pueden resultar MUY útiles. Si, éstos de las sombras que todas tiramos, a veces vienen al pelo cuando queremos obtener buena pigmentación de una sombra muy polvosa, o maquillar lugares muy pequeños o difíciles de alcanzar.
Y dependiendo la marca a veces se la  juegan con aplicadores que no están tan mal. Me acuerdo que los aplicadores de L'bel por ejemplo eran bastante decentes



Brochas y pinceles: Aunque no es cierto que SI o SI necesitamos de ellas para maquillarnos, quienes amamos el arte del maquillaje no podemos vivir sin ellas. Hoy en día hay un pincel o brocha casi para cualquier producto, textura, consistencia y función que se nos ocurra. Como el tema es complejo va a haber un post especialmente dedicado a él (como se merece).


Algunas son bastante necesarias porque consiguen un resultado muy superior al que se obtiene con otras herramientas, otras son más prescindibles y otras rídiculamente específicas e innecesarias.


Paleta mezcladora: No son súper mega necesarias, pero existen. Sirven para mezclar productos, para conseguir el tono exacto de base por ejemplo, o experimentar con colores de labial, diluír algún producto, etc. De esta forma no llenás tu mano de manchas.

Esas son todas las herramientas (que conozco) complementarias al maquillaje que debemos conocer y tener en cuenta mientras aprendemos a usar productos de maquillaje, para ir encontrando la mejor manera de aplicarlo y obtener los resultados deseados.

Se que estas introducciones son por ahí las más embole, pero espero que les resulte útil la info. La próxima entrada si va a ser sobre BASE de maquillaje. ¡Estén atentas!

3 comentarios:

  1. Acabo de añadir varias cositas a mi lista de compras jaja
    Estan buenas estos tipos de entradas para las novatas en el tema, como lo soy yo jaja Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Yo no uso arqueador, tengo las pestañas de la Betty Bu (ashi bien de barrio) :P... todo lo demas lo tengo, menos claro el baño con un espejo asi -- Es el sueño de mi vida , si me gano el loto me compro uno(?)Muy bien resumido :) Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Todo muy necesario pero lo que me parece imprescindible a día de hoy y que me parecía una chorrada cuando empecé a maquillarme, es la luz! Es que sin luz es muuuuy difícil maquillarse en condiciones, y a mejor luz, mejor resultado.

    Besosss

    ResponderEliminar