Pages

8 feb. 2015

Spa facial cortesía de Nell Ross - Cosmética termal argentina





¡Hola bonitas! ¿Cómo les va? No se si les había comentado pero me fui de vacaciones nuevamente (a Mar del Plata esta vez), y esa es la razón por la que no estuve publicando tan seguido como quisiera… De hecho tenía pensado dejar un par de entraditas hechas antes de salir para ir publicándolas, pero con los preparativos se me terminó complicando para terminar de sacar las fotos, etc… ya saben.
Y les cuento esto porque iba a subir mis Favoritos de Enero peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero como este breve post puede salir más rápido se lo van a fumar antes, y además porque estoy ansiosa de mostrárselos.
Como les decía, me vine pasar una semana a “The happy”, y los primeros días me hospedé en un hotel, en el cual ofrecían una sesión de spa facial de cortesía (nada de aparatos sino una limpieza y mascarilla de tratamiento, humectación). Obviamente, como se ser bien minitah, no me lo perdía ni loca. Así que ahí fuimos con Madre.
Nos atendieron dos chicas muy divinas, que comenzaron por contarnos sobre la línea de cosméticos que iban a utilizar: se trata de la línea termal “Nell Ross”. Es una empresa nacional, que elabora cosméticos con productos puros, obtenidos de un yacimiento volcánico propio en la provincia de San Juan, donde hay muchas vertientes de agua termal.
Dicho esto, comenzó la sesión con una bruma de dicha agua termal. Según la chica está en condiciones de competir con marcas muy reconocidas (como Vichy y La Roche Posay), y de hecho les ha ganado en algunas exposiciones, dado que el origen de la materia prima es el más natural y puro. La sensación que da al brumizarla sobre el rostro es muy agradable y refrescante (como toda agua termal). La verdad no tengo mucho con qué comparar, no soy de usar estos productos y no se cuáles serían los parámetros para decir si es buena o no…
Luego procedió a limpiar impurezas del rostro con una loción bifásica. Nos comentó que sirve para limpiar y desmaquillar sin irritar los ojos y que no precisa enjuague porque no deja residuo graso (yo en general no creo eso de no enjuagar el desmaquillante, per bueno… la verdad no pude fijarme si quedaba o no aceitoso). Además contiene agua termal y vitamina E, por lo que es antioxidante y
humectante.
El siguiente paso fue la exfoliación y primero nos mostró el producto ¡que me encantó!: era una especie de gel (por lo que vi) a base de naranjas… el aroma es exquisito (a naranja obviamente) y el detalle que me copó mucho es que no se enjuaga: vos te masajeás en circulitos con el gel hasta que se termina de absorber y cuando seca, las partículas exfoliantes caen o te las removes suavemente. Nos dijeron que sirve para remover las células muertas (duh), estimular la circulación y que también ayuda con manchas, acné y puntos negros. También contiene agua termal y vitamina C.
El siguiente paso fue… el tratamiento. Mascarilla de fango termal.
Chicas…
Esto.
Por Dios.
Les juro que no sabía cómo sentirme al respecto
Mientras empezó a pincelar una capa muy delgada del fango nos advirtió que podíamos sentir que nos picaba o ardía. Pero ni en pedo me imaginé que iba a arder de esa manera. A ver, no se cómo explicarles… porque no era un ardor patológico (digamos, de reacción alérgica o de lastimadura), no era esos ardores que queman… pero la verdad que al principio me desesperó un poco  y daban ganas de sacártelo. La explicación de la chica (y de la marca) es que el fango está lleno de minerales que la piel necesita, y ese ardor que sentimos es la piel absorbiendo desesperadamente todos los minerales que le faltan. Básicamente los poros se abren y la piel absorbe las propiedades que el fango le puede aportar y por eso la sensación. Tengo que admitir que tuve miedo de lo que ardía, pero había que dejarlo por 4 minutos, así que me aguanté. Es difícil de tolerar al principio, pero me dieron un folleto para abanicarme y me alivió bastante. De todas formas a medida que actúa se va secando y deja de arder. La consultora me alcanzó un espejo y me mostró que las zonas donde el fango estaba aún húmedo, eran aquellos en los que la piel seguía absorbiendo los minerales. Mientras el fango hacía su trabajo nos contaban para todas las cosas que se puede utilizar y los beneficios que tiene, entre los cuales se encuentran propiedades antioxidantes, equilibra el PH de la piel, estimulación de la producción de colágeno, efecto tensor de la piel, aclarante de manchas, entre muchos otros (Igual les dejo el link a la web del producto acá). Supuestamente el modo de usarlos es hacer la mascarilla todos los días durante una semana para equilibrar por completo el ph de la piel, y luego hacerla solo una o 2 veces por semana, y se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo, pies, estrías, etc.
Luego de retirar la mascarilla tengo que admitir que los resultado me encantaron (a madre también). Yo temía estar enrojecida o tener la piel súper irritada, por lo que me había ardido… pero me encontré con todo lo contrario: el rostro con el tono uniforme, sin rastro alguno de irritación, rojez o ardor, y además estaba súper mega suave y firme… También nos había colocado un poco en el dorso de la mano para que podamos comparar ambas. En mis manos yo note levemente una diferencia, pero en las manos de Madre era mucho más evidente.
Una vez retirado todo, volvió a rociarnos con agua termal y luego aplicaron una loción con color… supongo que era hidratante y servía (nos dijeron) para lograr fácilmente un bronceado parejo. Yo temí que me quedara oscuro (como todo) pero o no tenía mucho pigmento, o se adaptaba al tono de piel.
Y eso fue todo.
Bah, todo no. Mi vieja quedó fascinada así que entre las dos compramos un set que contenía el agua termal, un frasco grande del fango termal y un jabón también con estas propiedades para uso diario (más que nada para tratar el acné). Lo pagamos $540 (creo). Barato no es, pero tiene pinta de rendir muchísimo, ya les contaré más adelante que tanto lo vale.
La experiencia en si me gustó mucho, porque como les dije, las consultoras que nos atendieron fueron re didácticas, nos explicaron todo, no solo de los productos que vendían, sino también lo más básico del cuidado facial, los pasos que tenemos que seguir en nuestra rutina, el porqué y la importancia de cada uno (nosotras lo sabemos mejor que el abecedario, pero mucha gente no). Además respondieron todas nuestras preguntas, explicaron todo muy claramente y fueron súper amables.
De la marca lo me gustó mucho es el hecho de que solo brinden atención personalizada para cada cliente, asesoramiento y la posibilidad de probar los productos antes de adquirirlos. De hecho si vos querés hacerte cliente de Nell Ross, tenés que recibir a una consultora que te muestra y te enseña cómo utilizar los productos y te explica las propiedades que tienen, etc. Personalmente a mi me gustó que sea así, no te venden nada sin demostrarte cómo actúa: podés probar los productos. En cierta forma es una ventaja, ya que no son económicos y de ésta manera podés hacer una compra informada y no te clavás con un producto que te decepciona. Además las vendedoras están capacitadas para asesorar y conocen bien lo que venden.
Obviamente esto conlleva una desventaja y es que no podés ir a cualquier farmacia o local y comprar lo que te pinte… La forma de comprar es por teléfono o vía web y te lo mandan por correo o te lo acerca una consultora. Eso sí, una vez que te volvés Clienta de la marca te tienen en una lista y podes pedir que te manden para reponer y esas cosas. También promocionan los productos en reuniones, por lo que pueden invitar amigas a una sesión de spa facial, donde les van a mostrar los productos y les van a hacer tratamientos como el que hice yo en el hotel… ¡Re diver!
Mientras tanto voy a empezar a usar lo que me compré, lo voy a testeara fondo y les haré una reseña más completita sobre esta línea termal para contarles como me fue…
Les dejo aquí la web de Nell Ross donde van a encontrar toda la info sobre la marca, sus productos, cómo adquirirlos o cómo venderlos (¡porque seguro hay un montón de info que no retuve o me olvidé!)
¿Habían escuchdo sobre esta marca? Porque yo no… Si alguna vez probaron algo ¡cuentenme!

5 comentarios:

  1. Buenísima experiencia!!! Me leí todo y te cuento que a mi me pasó lo mismo con el barro mineral de Maim (sale como una luca, mínimo!) y viene del mismísimo mar muerto. Me lo trajo una amiga y me encanta pero si, arde y mucho! Este se deja como 10' igual pero ...en fin... DURISIMO jajajajaja me encantaría probar los productos porque aparentemente son mucho más económicos e igual de buenos, lo voy a tener en cuenta :D

    ResponderEliminar
  2. Escribite algo! jaja, te leí toda pero se me salen los lentes ya ! que bacaaaaan que te hagan una sesión de spa de onda, no hay nada más lindo que te llenen la cara de cosas (con fines esteticos, perdón por aclararlo pero suena MOY sucio) entiendo el sentimiento de ardor, una vez me puse agua del mar muerto -masoquismototal- en la cara a ver que pasaba y sufrí :(
    salado pero para probar algún productito suelto estaría.
    voy a chusmearr!
    muaa ;*

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja no me había dado cueta que había quedado tan largo!! Bueno, disculpen si embola, pero quería contarles bien todo (y en parte es culpa de la esteticista porque nos dio BOCHA de detalles de los productos, la marca y toda la mar en coche...)
    Gracias por contarme sus experiencias termales, porque me siento menos sola con el tema del ardor y eso...
    Es una alternativa interesante esta linea... ya estoy experimentando con ella y les voy a comentar los resultados en un post.
    Gracias a las que se quedaron a leer igual!
    besos!

    ResponderEliminar
  4. No tenía idea sobre la marca pero la verdad podés convertirte en vendedora para ellos, en el buen sentido, me lo re vendiste!!! Incluso aunque ibas relatando lo del ardor con la máscara, me dieron ganas de probarla jajaja.
    Me parece super copado que te dejen probar los productos antes y te expliquen todo con lujo de detalles, especialmente que contiene, que hace en la piel y que podes esperar, cosa de que nada te agarre por sorpresa, solo por esa razón me gustaría probarlos!
    Ya estoy entrando a chusmear!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja no, ni ahí! Yo como vendedora soy malisima! Pasa que intenté repriducir fielmente lo que me iba diciendo la chica... Ella fue la que los re vendió jajaja
      Besoo!

      Eliminar